jueves, 29 de septiembre de 2016

sábado, 24 de septiembre de 2016

lunes, 27 de julio de 2015

Epifitos; cuidado de las orquídeas.


Saludos amigos, con este vídeo empiezo la serie de vídeos "Biólogo en la red" acerca de naturaleza y curiosidades científicas. Espero que os gusten y dar respuesta a vuestras peticiones.






https://youtu.be/6ZkQX5ygvhg

sábado, 4 de julio de 2015

Las cigüeñuelas de la Albufera.

Todo empezó a finales de abril cuando dos jovencísimas cigüeñuelas se cortejaron y decidieron construir su nido juntas. Pese a su inexperiencia, que las llevó a nidificar muy cerca de un camino muy transitado por humanos, tuvieron la suerte no obstante, de hacerlo en el entorno protegido de la Albufera de Valencia y eso sin saberlo ellas, las favoreció. De los 4 huevos que pusieron finalmente sólo eclosionaron 3. La primera foto hace referencia al comienzo de todo...el primer huevo. En la segunda foto se ve a uno de los hermanos recién nacidos, unos pequeñuelos inquietos que desde el primer día no paraban de deambular por la playita de su pequeña laguna a la búsqueda de pequeños anélidos, crustáceos, larvas de renacuajo, o cualquier pequeño animalillo que fueran capaces de engullir. Sus inexpertos padres resultaron no obstante ser unos padres excelentes, preocupados de sus pequeñuelos al máximo, que llevaban frita a la pobre gallineta que en el cañaveral cercano a su nido también intentaba sacar adelante a su pollada, espantándola siempre que hacía tímido acto de presencia. Ante cualquier señal de alarma de sus padres los pollitos, muy obedientes, corrían al amparo de papá o mamá, ya que ambos estaban siempre merodeando en torno a los polluelos a los que no les quitaban ojo. Y tras 4 semanas aproximadamente, los pequeñuelos se convirtieron en los sanos jovencitos como el de la foto 3...hoy ya revolotean y seguramente la próxima vez que vaya a visitarles es posible que no estén. Probablemente hoy ha sido mi despedida para con esta familia a la que llevo siguiendo desde abril. Pero no es una despedida triste, los tres pollos han sobrevivido con éxito y apuesto a que el próximo año volveré a ver a sus padres, o tal vez a ellos mismos, en la pequeña laguna donde este año, discretamente, casi bajo los pies de domingueros, naturalistas y curiosos, ellos, y en realidad la vida, ha vuelto a hacer su milagro. De modo que me despido con orgullo por haber sido observador en las sombras de todo y también de alguna manera vuestros ojos a la primavera...




sábado, 13 de junio de 2015

El enigma de la Albufera II







Hoy he visitado de nuevo a la colonia de charranes patinegros (Sterna sandvicensis) de la Albufera (Valencia). He buscado a mi pareja "especial", la que os conté que destacaba del resto por su pico rojo y que lleva ya tiempo llevándonos locos tanto a biólogos como a ornitólogos aficionados, ya que por su aspecto parece un charrán elegante (Sterna elegans), especie exclusivamente americana, aunque también hay quien dice que podría tratarse de un híbrido de charrán bengalés (Sterna bengalensis). Me ha costado encontrarlos pues ya no estaban en su lugar de anidación habitual dentro de la colonia y la causa era que ya tienen un precioso y sano pollo, como podéis ver en la fotografía. El pollo nidífugo deambula de un lado para otro por la orilla de la pequeña playita de la laguna donde viven. Sus padres no le quitan ojo y no dudan en espantar a cualquier otro charrán adulto o pollo, que ose acercarse demasiado a su retoño emplumado. Y hacen bien, porque su cría es una pequeña joya ornitológica. Espero ansioso el momento en el que los análisis genéticos confirmen si es un charrán elegante o un híbrido de bengalés, pero mientras tanto seguiré disfrutando de estos animales y de los demás de su entorno en un lugar mágico que a tan sólo 10 km de una gran ciudad como valencia, es un pequeño gran reducto de naturaleza salvaje.
y esta familia de charranes, si se confirmara que son charranes elegantes... ¿cómo podrían haber cambiado de continente?... estas aves emigran desde las costas de california hacia el sur de Chile...tal vez desviadas por una tormenta acabaran contactando con la corriente antártica que les llevó a Sudáfrica. Posiblemente desde allí se juntaran en una colonia con sus parientes más cercanos, los charranes patinegros, con los que migró llegado el momento a nuestras tierras, en una latitud similar a su california natal sólo que en otro continente...esta puede haber sido la historia de la familia de la foto, pero nada es seguro hasta que la ciencia nos revele con sus análisis genéticos la verdad de este asunto que es ya el gran misterio de la Albufera valenciana.